Calendario editorial: ¡pon orden a tu trabajo!

El calendario editorial nace para organizar el trabajo de marketing enfocado a contenidos.

Uno de los problemas de las profesiones jóvenes es, a menudo, la inexistencia de un marco teórico que sustente el trabajo que se realiza, dando una sensación de amateurismo y que cualquiera lo puede hacer.

En el caso de social media, el marketing de contenidos, etc. el calendario editorial y el calendario de contenidos son herramientas que dotan de una base sobre la que trabajar y contribuyen a que no todo provenga de la inspiración divina.

El calendario editorial nos ayuda a ordenar los temas sobre los que vamos a tratar y las oportunidades que se nos ofrecen, mes a mes, durante el año (por ejemplo, el caso de Sant Jordi).

También existe el calendario de contenidos que nos ayuda a conocer el estado y progreso de las diversas piezas de contenido que hemos creado a lo largo de los días y de la semana.

Dotar de una metodología, un orden y planificación a la larga nos va a permitir ahorrar tiempo. Si hay una regla de las personas eficientes es la capacidad de focalización y conocer de antemano lo qué se va a realizar en el día.

Los contenidos son actualmente una de las mejores herramientas para que los usuarios y futuros compradores de una marca conecten con nosotros, ya sea de forma habitual o por primeva vez.

Nuestro calendario editorial será el reflejo de un proceso que incluye una serie de pasos y preguntas que nos debemos plantear:

Definir audiencia

Conocer quién es la audiencia a la que nos dirigimos, en qué medios está presente y el tipo de intereses que tiene.

Definir temas

A partir de una primera lista de temas, si creamos contenido para un website (un clásico sería un blog), podemos utilizar el keyword planner de Google para poder afinar las palabras. Trabajar con la perspectiva de palabras clave nos va a ayudar también a posicionarnos en los buscadores. Aparecer en los primeros puestos del buscador puede reportar muchas visitas extras y posibles compradores si son visitas de calidad que somos capaces de convertir.

Además, nos permitirá conocer insights en forma de búsqueda que quizá no nos habíamos planteado.

La palabra o palabras clave deben ser una más de las columnas de tu calendario editorial y te puede servir de eje o inicio para la creación del contenido.

Crear contenido, buscar fuentes

Para la generación de contenido podemos hacer uso del content curation, como nos habla Kawasaki en su Art of Social Media, aprovechando herramientas como los RSS para disponer de fuentes de información que nos permitan documentarnos.

Aprovechar las redes sociales, son la gasolina, para llegar más lejos

Es verdad que las redes sociales están muy saturadas de información y pierden efectividad, pero podemos aprovechar las capacidades de segmentación y la existencia de redes sociales o portales verticales para hacer llegar el mensaje a nuestro público objetivo.

Por supuesto, el contenido debe disponer de la calidad suficiente como para ser susceptible de ser compartido.

Analizar, analizar y analizar

Si conocemos ciertos parámetros, lo más objetivos y matemáticos posibles, nos permitirá tomar decisiones alejándonos de nuestra mente irracional.

Qué campos podemos tener en cuenta en nuestro calendario editorial:

  • La semana es una unidad de tiempo muy interesante para todos aquellos que generan contenido con asiduidad
  • El día de publicación dentro de la semana. Hay gente que planifica temas teniendo en cuenta el dia de la semana que es
  • El tema que vamos a tratar
  • El objetivo que tenemos con esa publicación
  • En qué canales vamos a publicar: proyectos de un portafolio, contenido del blog, en redes sociales. Todos los canales, solo algunos….
  • El título, en el que nos podemos ayudar de keyword planner para generarlo. Es un parámetro importante en posicionamiento
  • El texto, mensaje
  • Categoría, si disponemos de varias
  • Etiquetas
  • Palabras clave, sinónimos de estas
  • Público al que queremos impactar
  • Tipo de contenido: infografías, texto, fotografías, video…
  • El responsable de la publicación de cada contenido
  • Algún enlace donde encontrar o incorporar cierta información de cómo ha funcionado el contenido a nivel de analíticas (Páginas vistas, veces que se ha compartido, tiempo de lectura…)
  • Cuál va a ser nuestro call to action, si existe. El objetivo de producir contenido va a ser conseguir una acción que nos genere un lead, una venta, etc.

Siempre es importante mantenerlo lo más simple posible, adaptando los campos a las necesidades concretas de cada uno. Hay que seguir siempre el principio KISS (Keep it simple, stupid).

Joe Pulizzi en su Epic content marketing nos habla de disponer de un espacio, al margen del calendario editorial, que nos sirva de brainstorming. Personalmente utilizo Keyword planner para una primera idea de lo que busca la gente sobre una temática en concreto, junto con Google Spreadsheets para guardar la información.

Asimismo, para lograr una cohesión entre los contenidos, deberíamos disponer de una guía de estilo para dar voz a la marca, que incluya una gráfica coherente y reconocible.

Sorteando el bloqueo del escritor

El calendario editorial nos ayuda a disponer ya de un tema sobre el que hablar para no sentirnos con el abismo de la hoja en blanco. Si tenemos una lista de temas a tratar, va a ser mucho más fácil el poder ponernos a escribir.

Además disponemos de otra serie de tácticas:

  • Conocer de qué habla la competencia nos puede ayudar a tener ideas, haciendo uso de herramientas de investigación de competencia como Semrush nos permite conocer cual les funciona mejor.
  • Tenemos coletillas (Los cinco del periodismo) que nos pueden ayudar a tener un título y sobre el que responder.
    • Cómo
    • Cuál
    • Donde
    • Qué es
    • Cómo
  • Conocer qué es lo que más se comparte en redes sociales, aprovechando temas de actualidad, hay diversas herramientas como el content explorer de Ahrefs.
  • Entre el contenido más viral nos encontramos la creación de listas: qué diseñador no tendría curiosidad por conocer cinco websites donde inspirarse.

Herramientas para crear tu propio calendario editorial sin una gran inversión:

  • Las herramientas de Google Docs son muy potentes y permiten el trabajo en tiempo real con otros miembros de tu equipo, gestión en la nube para poder disponer desde cualquier sitio: Excel, Word, todo en uno. Además, se complementan con tu email o hangouts.
  • Hay plugins de WordPress que ayudan a que el calendario sea fácil de gestionar.
  • Si quieres inspirarte en Pinterest, podrás encontrar tableros con infinidad de ejemplos.

Si quieres empezar con un Excel sencillo con los campos ya creados:

Para equipos grandes y con presupuesto:

Si cuentas con un gran equipo y quieres herramientas profesionales enfocadas al calendario editorial, hay opciones como Kapost, con precios a partir de los 3.500$ al mes. Es muy completa, mucho más que un simple calendario editorial, para manejar tanto el trabajo en equipo, como todos los procesos de trabajo que requiere el marketing de contenidos

En definitiva, el calendario editorial se convierte en un parte central de las diversas actividades. El punto de inicio sobre el que los diferentes departamentos o miembros del equipo deben empezar a trabajar, de forma coordinada.

¡Buen trabajo a todos!

Ebook marketing de contenidos

Artículos recién salidos del horno

Suscríbete a nuestro blog y recibe en tu email nuestras noticias.

Al inscribirte a nuestra newsletter, aceptas la política de privacidad