Cómo mejorar tu posicionamiento con marketing de contenidos

Mejora el posicionamiento de tu marca en buscadores creando una estrategia de marketing de contenidos enfocado a nuestros compradores.

Todos, cuando empezamos con nuestra estrategia de marketing de contenidos, esperamos aparecer en las primeras posiciones de los buscadores, pero situar nuestros contenidos es una tarea difícil.

Escribir el contenido se convierte solo en una parte de la historia y lo más habitual será que nadie nos lea porque no vamos a estar en los primeros resultados de búsqueda (conocido en inglés por el acrónimo SERP) o no tengamos visibilidad en redes sociales.

Marketing de contenidos ebook gratuito

Nuestro ranking en los buscadores está basado en dos factores principales:

Relevancia de la búsqueda

El contenido que yo poseo debe estar muy cerca a la búsqueda que se ha hecho. Para esto Google mira ciertos factores que se conocen como seo on page, algunos muy básicos son:

  • Título (¿se parece a lo que ha puesto la persona en su búsqueda?)
  • El contenido, ¿también?
  • Qué enlaces tiene esa página en relación a la temática que trata y cómo es la calidad de estos para complementar lo que argumenta.

También hay otros más sutiles como el CTR (click through rate). Si un resultado de la búsqueda es elegido en la mayoría de las ocasiones, respecto a las otras alternativas, Google puede interpretar que, aún no partiendo de las mejores posiciones, es la mejor de las respuestas y, por tanto, darle mayor protagonismo.

Autoridad de la página

Toda página web posee una autoridad, creada especialmente a partir de las referencias de otros sitios sobre nosotros. Es una de las formas en las que Google es capaz de interpretar la calidad de nuestro sitio web.

Todo camino se empieza con un primer paso y el marketing de contenidos no es una excepción, ¿por donde podemos empezar?

Una palabra clave, un solo contenido

Para mejorar siempre debemos disponer de una estrategia y una muy básica es que cada contenido debe ser responder a una palabra clave. Para conocer la palabra clave a trabajar podemos utilizar herramientas como Keyword Planner de Google.

Disponer de varios contenidos “atacando el mismo objetivo” va a hacer despistar a Google, porque no sabrá darle una prioridad y se va a diluir en las búsquedas. La mejor estrategia, posiblemente, es elegir una palabra clave principal, que es con la que nos gustaría posicionarnos finalmente, y trabajar palabras clave relacionadas pero que pueden resultar más fáciles de posicionar al tener menor competencia.

Supongamos que nos interesa el mundo relacionado con la infalible tarta de queso.

El término “Tarta de queso” dispone de unas 74.000 búsquedas mensuales en Google, en su versión española. Difícilmente voy a poder situar mi contenido en la primera página, pero puedo empezar a crear contenido en otras búsquedas relacionadas con las tartas de queso, mucho más específicas, pero con menos visitas y competencia. Un ejemplo, pueden ser estas:

Palabra de búsqueda Búsquedas mensuales Competencia
receta de tarta de queso con arandanos 110 0,09
tarta de queso philadelphia leche condensada 170 0,17
tarta de queso leche condensada 210 0,01
tarta de queso para diabeticos 170 0,15
tarta de queso alemana 170 0,02
tarta de queso quark 260 0,05
tarta de queso sin azucar 210 0,03
Datos de ocubre 2015 para Keyword planner y relacionadas con la búsqueda “tarta de queso”.

Si dispongo de varios contenidos que den respuesta a estos títulos (palabras clave), como los que vemos en el cuadro, puedo crear, posteriormente, una más genérica (“tarta de queso”) que reciba la fuerza de todas estas otras recetas a través de enlaces. Tengamos en cuenta que una de las razones por las que la página de inicio de nuestra web sale primero en los resultados proviene justamente porque, normalmente, todas las páginas del site apuntan a ella (aparte de que será la que tiene más enlaces externos). Nuestra estrategia va a ser hacer algo parecido pero a una escala seguramente más pequeña.

Un buena estrategia de enlaces internos puede llevarnos a que todos nuestros contenidos se vean reforzados.

Buscando el mejor título para nuestro contenido

La búsqueda de palabras relacionadas, pero con títulos más largos y específicos, se conoce en inglés como long tail. La idea es muy simple, gran parte de las búsquedas que se realizan utilizan varias palabras.

A esta pregunta, Google buscará la mejor respuesta, y gracias, entre otros aspectos, a que nuestros títulos serán mucho más específicos que otros, puede ser nuestros contenidos los finalmente elegidos. El título de un contenido, como veíamos en el seo on page,  es uno de los elementos de mayor relevancia a la hora de determinar los resultados de búsqueda.

Para elegir bien nuestros títulos debemos empatizar con nuestros compradores, conocer sus necesidades y, si somos capaces de entenderlos bien, podremos escribir títulos de contenidos y crear artículos que les proporciones esas respuestas que están buscando. Debemos, por supuesto, ayudarnos del big data (como la herramienta Keyword Planner) para conocer sus búsquedas y ser todavía más efectivos.

Algunos consejos para conseguir mejorar el posicionamiento a través del título.

  • Incorpora las palabras claves en él. Al ser una de las partes con más importancia en los resultados de búsqueda, aprovéchalo y, como hemos visto, haz cada contenido enfocado a una palabra clave.
  • Las palabras más importantes para la relevancia de la búsqueda, cuanto más a la izquierda, mejor.
  • Piensa en que, al final, el enlace lo va a tener que elegir un humano, no debemos olvidar de hacerlo mínimamente atractivo. Aunque tampoco vale la pena pasarte de ingenioso si al final nadie va a realizar este tipo de búsqueda.

Buscando el reconocimiento externo

El nacimiento de Google está ligado a la universidad y a los documentos universitarios. En este tipo de escritos es muy común que se citen artículos de trabajos anteriores. Esta fue una de las innovaciones que ofreció Google para despuntar como buscador a finales de los años noventa. Por analogía, si se citan más tus contenidos, es muy probable que sea relevante.

Google necesita tener parámetros matemáticos para hacer sus valoraciones, los enlaces externos son un parámetro cuantificable no sólo en número también por su calidad.

La creación de contenido de calidad, y la capacidad de relación con otros sites, va a conseguirnos mayor cantidad de enlaces. Por supuesto, no todos los enlaces son valorados de la misma forma. Lo ideal es que sean sitios de calidad (más que muchos enlaces de sitios poco relevantes) y que estén relacionados con nuestro sector.

Otro aspecto esencial,como en cualquier acto de la vida, es la constancia para conseguirlo. Pero quizá nos venga bien algo de ayuda:

La guia del camino, tu calendario editorial

La creación de un calendario editorial es un aspecto básico en el desarrollo de la estrategia porque también se va a convertir en la guía de nuestro trabajo.

Algunos aspecto básicos que deberíamos tener en cuenta, al incluir publicaciones en nuestro calendario son:

  • Titular
  • Tipo de contenido (post en un blog, video, tuit, etc…)
  • Persona a la que va enfocada la publicación
  • Persona responsable de realizar el contenido
  • Fecha
  • Persona que editará el contenido
  • Canales
  • Fecha de publicación
  • Call to action para asegurarnos que nuestro usuario va a realizar la acción que deseamos.

Buscando la conversión

Las acciones, para conseguir la respuesta que deseamos, debemos añadirlas a nuestras publicaciones: blog, un video… y pueden ser muy variadas:

  • Descargar un ebook
  • Apuntarse a un webinar gratuito
  • Suscribirse a nuestro newsletter
  • Acceso a una versión demo de nuestro producto
  • Contactarnos
  • Llamada de teléfono, muy útil en el caso de los móviles
  • Y cualquier otra forma que se nos ocurra

El marketing de contenidos es una filosofía de trabajo siempre a medio plazo y se relaciona muy bien con otras metodologías como, por ejemplo, el inbound marketing. Si la sigues verás que puedes aumentar todos los parámetros de tu vida digital y, por supuesto, si las buscas, también las ventas. El mejor momento para empezar fue seguramente en los noventa, el segundo mejor puede ser hoy, ¿empezamos?

Ebook marketing de contenidos

Artículos recién salidos del horno

Suscríbete a nuestro blog y recibe en tu email nuestras noticias.

Al inscribirte a nuestra newsletter, aceptas la política de privacidad