La importancia de los enlaces internos para posicionar tu estrategia de contenidos

A la hora de definir tu estrategia de contenidos define también cómo vas a crear los enlaces internos, puede darte gratas sorpresas.

A la hora de desarrollar una estrategia de contenidos para nuestra marca una de las primeras ideas que surgen es la creación de un blog para poder mostrar los temas sobre los que trabajamos.

Antes de ponernos a crear posts debemos estudiar, desde un principio, los temas que vamos a tratar para ir creando un núcleo semántico. Estos contenidos y la forma en que se relacionan internamente mediante enlaces internos de html facilitan enviar señales a Google de cuáles son las temáticas sobre las que tratamos y a qué nicho pertenecemos.

Marketing de contenidos ebook gratuito

Aunque la prioridad, a nivel de posicionamiento orgánico, dentro de la estrategia de linkbuilding suele recaer en los enlaces externos, no debemos olvidar que tenemos enlaces internos sobre los que disponemos de mayor control:

  • A qué páginas vamos a dirigirlas.
  • Con qué texto enlazamos.

Los enlaces internos se pueden definir como aquellos vínculos entre las páginas que componen nuestro website y que nos sirven para:

  1. Facilitar la comprensión del buscador de nuestro sitio. Cómo están organizados y relacionados nuestros contenidos y qué temáticas por el contexto poseemos.
  2. Que los lectores tengan una mejor experiencia. Pueden ampliar ciertos conceptos tratados en el texto que están leyendo en otras páginas del mismo sitio web que desarrollan esa idea en profundidad.
  3. El posicionamiento SEO en general. Especialmente de aquellas páginas con autoridad, los enlaces internos ayudan a pasar autoridad entre las páginas, aumentar el ranking del site a nivel general y que el bounce rate baje, ya que le estamos ayudando a visitar otras páginas de nuestro website y seguramente el tiempo de estancia en la web también será mayor.

Un website que lo hace de forma perfecta es el Content Marketing Institute, en el que podemos ver de forma muy clara cómo van enlazando a las materias que más les interesan en los diversos enlaces de color naranja, hasta 5 en los 3 primeros párrafos:

content-marketing-institute-enlaces-internos

Las tipologías de enlaces internos en nuestra web pueden estar en diferentes elementos:

  1.  Los enlaces del menú, que son de vital importancia para la interactividad y navegación del usuario.
  2. Los enlaces a la categoría a la que pertenece nuestro contenido pueden ser fácilmente creados con una navegación de migas de pan o breadcrumb.
  3. Los enlaces dentro de nuestros posts del blog deben ir también principalmente a otros contenidos de la misma profundidad de la página. La posición del enlace dentro del texto es importante, dará mayor relevancia si está al principio del contenido, ya que los usuarios suelen usarlos más, y porque el principio del texto se entiende que contiene la idea principal que se desarrollará posteriormente.
  4. Los enlaces en el footer pueden ser muy útiles, aunque no son vistos por Google con la misma importancia que los que están integrados dentro del contenido de nuestro post.
  5. Si disponemos de un barra lateral podemos incorporar enlaces relevantes de acuerdo al contexto del tema tratado.
  6. La página inicial o home de nuestro sitio web suele ser la de más autoridad de todo el sitio, ya que recibe la mayor parte de los enlaces externos, aprovechémosla para poder enlazar a aquellos apartados básicos de nuestro negocio y ayudar así en el posicionamiento orgánico. Los contenidos de mayor profundidad no deberían estar a más de 3 clics del inicio para facilitar el traspaso de autoridad y, si lo vemos desde el punto de vista de usabilidad, mejora la experiencia de navegación del usuario.

Seguir una estrategia en el momento de planificar nuestros contenidos facilita el poder interconectar con enlaces internos ya planificados durante la elaboración del calendario editorial. El objetivo final es demostrarle a Google cuál es la temática sobre la que somos expertos y por esta razón debe mostrar nuestros contenidos a aquella gente que busque sobre ello en el buscador.

Uno de los mejores ejemplos lo podemos encontrar en una de las páginas que suele aparecer en los primeros resultados de todas las búsquedas, Wikipedia:

  • Disponen de muchos enlaces internos.
  • Contenidos que resuelven dudas de búsquedas.
  • Infinidad de contenidos.
  • Muchos enlaces externos que los están apuntando y le ayudan a aumentar el pagerank que van traspasando vía enlaces internos.

El crecimiento de la estrategia de contenidos por parte de las marcas, y la posibilidad por parte del redactor o del profesional de posicionamiento en buscadores de la marca de añadir el texto deseado al enlace, hace que cada vez tenga más relevancia dentro del mundo SEO.

Una falta de estrategia SEO puede desbaratar todo nuestro trabajo, como demuestran en este artículo de Econsultancy sobre la Copa del mundo y cómo dos medios online, Mail online y The Guardian, siguieron caminos diferentes y uno de ellos obtuvo mejores resultados.

Marketing de contenidos ebook gratuito

The Guardian creaba links internos desde diversos artículos repetidamente hacia una página que aglutinaba todos los contenidos y que es la que aparece actualmente en las primeras posiciones a la hora de buscar en Google. Estamos hablando de uno de los trending topic de cada cuatro años, con el ingente número de visitas que esto puede generar. Por eso es tan importante la planificación y enlazar los contenidos con el SEO para apoyarse mutuamente y sacar lo mejor de cada uno.

Por contra, el estudio de Econsultancy nos explica que la falta de estrategia de Mail online respecto a los enlaces internos, les llevaba a crear múltiples contenidos sobre la misma temática que competían entre ellos por la palabra clave. Al no tener ninguna principal los resultados en buscadores no podían llegar a las primeras posiciones diluyendo la fuerza entre varias páginas.

Los textos que forman parte de los enlaces internos por supuesto deben ser naturales y no deberían contener siempre lo mismo, podemos usar variaciones de los keywords o sinónimos. El objetivo es evitar una sobreoptimización que puede ser perjudicial de cara al posicionamiento. No debemos olvidar nunca que escribimos para humanos y es nuestro objetivo principal.

La capacidad de muchos otros contenidos, por tanto, puede ayudar a subir una página en los resultados de búsqueda si seguimos una estrategia para indicar cuál es la que tiene prioridad  de cara a los buscadores. Debemos seguir una estrategia para alcanzar nuestros objetivos de negocio.

Si queremos conocer la relevancia de cada página podemos utilizar herramientas especializadas en enlaces como Ahrefs  o Moz , que tienen su propia puntuación de autoridad de la página. Con la incorporación de nuevos contenidos deberíamos revisar también posts antiguos por si son susceptibles de incorporar enlaces internos. De esta forma deberíamos poder ir trabajando temas relevantes para nuestro negocio en profundidad.

Quizá una estrategia de links internos no garantiza una gran mejora en los rankings de buscadores pero lo que sí es seguro es que lo contrario no va a ayudar a mejorar nuestro posicionamiento orgánico, sin olvidar que la calidad de los contenidos es la base de toda estrategia de contenidos.

Publicar contenidos siempre es bueno y si es con estrategia, mucho mejor, ¿verdad?

Ebook marketing de contenidos

Artículos recién salidos del horno

Suscríbete a nuestro blog y recibe en tu email nuestras noticias.

Al inscribirte a nuestra newsletter, aceptas la política de privacidad