Financiación de startups

Algunas formas clásicas de financiar tu idea, en busca de la idea que con suerte sea una gran empresa al finalizar la década.

La compra de Whatsapp por parte de Facebook, tras un acuerdo por valor de 16.000 millones de dólares, aparte de hacer rico a los fundadores, ha hecho ricos a Sequoia Capital. Una empresa que, viendo sus inversiones, ha demostrado siempre tener buen ojo, solo hace falta ver que, entre otros, ha financiado en sus inicios a empresas que seguro nos suenan a todos como Linkedin, Youtube o Apple. ¡Ahí es nada!

Los emprendedores que quieren lanzar su proyecto tienen siempre una dificultad a menudo insalvable: la financiación.

Algunas formas clásicas de conseguir dinero, ahora que los bancos “están cerrados”:

Family, friends and fools (Familia, amigos y tontos)
Las 3 F hacen referencia a un círculo cercano para la persona, que se va a sentir más obligado por los lazos afectivos que le unen con los emprendedores. ¡Qué no haría una madre por un hijo!…

Aunque está claro que serán muy flexibles en sus condiciones, siempre es importante tener en cuenta que, si la cosa sale mal, la relación se puede perder, por lo que es importante que todo quede claro y por escrito.

Business angels

En España nos encontramos gente como:

Estamos hablando de inversores profesionales que, aparte de dinero, pueden aportar algo que, a veces, es aún más importante: sus conocimientos y contactos. La experiencia es un grado y abrir puertas allana mucho el camino. Pero su corazoncito es duro y convencerlos puede ser todo un reto. Suelen elegir pocos proyectos al año.

Capital riesgo

Hace unos años se enfocaban a empresas que ya habían pasado una primera etapa de creación y que buscaban consolidarse y crecer. Pero, ahora mismo, algunas buscan también startups sobre las que poder incorporar sus fondos.

Hay muchas empresas, algunas enfocadas a fases o sectores concretos, podéis ver muchas en la Revista Española de Capital Riesgo.

Cada escalón que subimos va a ser mucho más exigente y, en este caso, debemos tener presente que van a tener inversores que querrán sus dividendos de vuelta.

Tanto en el caso de Capital Riesgo como los Ángeles inversionistas, su idea no es quedarse toda la vida aportando financiación a la empresa. Pasado un tiempo van a querer recuperar su dinero. Y con un beneficio.

Recientemente un post en el blog de CB Insights indicaba que el 70% de las startups enfocadas a Internet que reciben ayuda mueren a los 20 meses de ingresar su última ronda de financiación, habiendo conseguido hasta 5 millones de dolares por parte de inversores.

Intervienen en el éxito muchos factores: buena idea, modelo de negocio, coherencia, viabilidad, experiencia previa… Pero, a menudo, se tiene que buscar un valor añadido que diferencie nuestra idea del resto.

Hay mucho por recorrer, muchas ideas que nacer. Como dijo el Observatorio de tendencias digitales del Master en Internet Business a finales del pasado año 2013, el 75% de las empresas que formarán parte de las 500 mayores en 2020 aún no existen.

Viendo negocios más recientes como Youtube, Spotify, Dropbox o Whatsapp, seguro que alguna sorpresa llegará.

Artículos recién salidos del horno

Suscríbete a nuestro blog y recibe en tu email nuestras noticias.

Al inscribirte a nuestra newsletter, aceptas la política de privacidad