Recurso 1
Growth-driven design + Inbound Marketing = una pareja de éxito

Growth-driven design + Inbound Marketing = una pareja de éxito

Unir Growth-driven design e Inbound Marketing permite sacar mayor partido de estas dos estrategias conjuntamente que por separado.

Cuando desarrollamos un sitio web que busca convertirse en un canal que nos genere ingresos, sabemos que el diseño es una parte de la historia, pero todos, o casi, somos conscientes de que, para que funcione, debemos hacer acciones para mejorar el tráfico de nuestro sitio web con los que pueden ser nuestros futuros clientes.

Inbound marketing

Por ello surgen metodologías como el inbound marketing, que se diferencian, entre otros aspectos, del marketing tradicional por el uso intensivo y coordinado de tácticas a través de herramientas online:

  • Creación de contenidos que sean capaces de ser de interés para nuestros potenciales clientes y lograr que entren dentro de nuestro funnel.
  • Vídeos
  • Ebooks
  • Marketing en redes sociales
  • Campañas de email marketing
  • Posicionamiento en buscadores
  • Etc.

El objetivo es atraer y posicionarnos como líderes de nuestro sector, a diferencia de lanzar publicidad, para intentar ser visibles a alguien que esté interesado en un producto o servicio como el nuestro justo en ese momento.

La idea que está detrás es a ayudar a los posibles clientes a moverse a través de su buyer journey con contenido útil para que puedan tomar una decisión, con la seguridad de que es el producto o servicio adecuado para su necesidad.

Growth-driven design

Pero aprovechar todo el potencial del inbound marketing necesitamos, también, un sitio web pensado para crecer. Por ello se complementa perfectamente con la metodología Growth-driven design.

Una filosofía de trabajo con tres fundamentos:

  • Minimiza las complicaciones del rediseño de un sitio web logrando acortar los tiempos para lanzarlo, focalizándonos en lo que tiene impacto real para el negocio y mejorando el sitio web a través de un continuo proceso de aprendizaje y mejora.
  • Este proceso se lleva a cabo gracias a técnicas que nos ayudan a tomar decisiones en la mejora de un sitio web, como los test A/B o los mapas de calor.
  • Además, dentro del Growth-driven design se fomenta el informar a los diferentes equipos involucrados en el negocio, como puede ser el de marketing o ventas, para aprovechar los aprendizajes en otros procesos de venta del negocio.

El aprendizaje y mejora del Growth-driven design nos puede llevar tanto a captar más clientes como a aumentar el tan deseado valor del tiempo de vida del cliente de los que ya tenemos.

Guía de Inbound Marketing para tu negocio

Mejoras con análisis

Realizar, entonces, cambios en el sitio web basados en el aprendizaje, para incrementar, de esta forma, las conversiones y mejorar las experiencias a través un embudo de conversiones cada vez más fácil.

Personalizar su experiencia

basándonos en:

  • Ciclo de la compra
  • Interés
  • Geografía
  • Acciones previas que ha realizado
  • Etc.

En definitiva, la idea es combinar una estrategia de atraer al visitante y buscar que tenga un sitio optimizado que le convierta en lead y comprador, para alcanzar el máximo rendimiento de nuestro canal digital.

El disponer de datos facilita la toma de decisiones más objetivas, flexibles y rápidas.

Buyer persona, entender a quien nos dirigimos

Además, dentro de la metodología inbound marketing, el aprendizaje sobre el buyer persona facilita entender, en profundidad, a quién nos dirigimos. No podemos llevar a cabo acciones de marketing, como pueden ser la creación de contenido o el rediseño de un sitio web, sin entender a quién nos estamos dirigiendo.

Precisamos entender sus motivaciones, necesidades y retos. Para ello pueden ser puntos de partida perfecto preguntarnos:

  • ¿Qué es aquello que les haría la vida más fácil?
  • ¿Por qué desea comprar ese producto o servicios?

Conectar estos perfiles de compradores es nuestra guía a la hora de realizar contenido para nuestro sitio web o la red social más idónea.

Lead nurturing, nutriendo a nuestra audiencia

El lead nurturing es otra herramienta fundamental dentro del Inbound marketing ya que nos ayuda a crear una relación entre unos leads que, en su gran mayoría, no están preparados para comprar. Por ello, es esencial nutrir y crear una relación en el tiempo sobre aquellas personas que, aún no están en la fase de compra, podrían acabar convirtiéndose en clientes.

La unión puede hacer la fuerza

Como hemos visto, la naturaleza iterativa del Growth-driven design se puede utilizar, junto a las tácticas integradas del Inbound marketing, para ayudarnos a atraer visitas de calidad y convertirlas en posibles clientes.

El objetivo está claro, conseguir crear una máquina que va a producir leads, mes tras mes, de forma escalable, predecible y repetible, siguiendo un proceso.

Para tener mayor información de lo que está sucediendo, y dónde podemos invertir mejor nuestros recursos de acuerdo al ROI, nos interesa medir todo lo posible para poder ir ajustando, a lo largo del tiempo, lo que vamos detectando y hacer crecer nuestro canal digital.

Trabajar siguiendo metodologías como estas nos permite conseguir una importante mejora del rendimiento de nuestras acciones de marketing digital de manera continuada.

¿Empezamos?