Las 5 cuentas de Instagram para seguir si te apasiona la gastronomía

Lauraponts, martasanahuja, lachicadelacasadecaramelo y sandrajimenezosorio despiertan cada día nuestro apetito en Instagram, lo mismo que aialahernando, con quien, además, podemos viajar a múltiples escenarios. Toda una inspiración.

Tenemos una gastronomía de lujo, unos chefs que abanderan lo mejor de la cocina internacional, restaurantes de primer orden, abuelas que podrían ser Estrella Michelin, platos para chuparse los dedos… y luego, claro, está Instagram, y esto es un sinvivir.

Guía de Instagram para tu negocio ebook gratuito

Si disfrutas con la comida, con estas cuentas de Instagram que hemos seleccionado, y las pinceladas que las propias autoras han compartido con nosotros, se te pondrán los ojos como platos.

lauraponts

laura_ponts

La descubrimos en la jornada Instaworldbcn del año pasado, en la que también nos dejaron con la boca abierta, aunque desde otras perspectivas, nicanorgarcia  y fernadoprats.

Algo nerviosa (era una de sus primeras ponencias como instagramer) pero entusiasta con sus explicaciones, cada foto parecía algo sencillo solventado a base de saber sacar del armario el detalle justo para una composición irresistible.

Con su particular perspectiva, una modesta butifarra cruda puede ser una fiesta a simple vista y unos trozos de salmón con gorgonzola, pura lujuria.

fotos_laura_ponts

Esa pasión que se aprecia en sus #instafood queda ampliamente subrayada, y con negrita, cuando le preguntas por qué fotografía comida: “Porque es mi vida. Porque me gustan sus colores, el olor, la fusión, las mezclas y, sobre todo, comérmelo. Como decía la escritora Virginia Wolf: ‘no puedes pensar bien, amar bien, ni dormir bien, si no has comido bien’. Busco transmitir y compartir emociones. Pasión y amor por lo que hago son las dos máximas que guían mi camino. Soy inquieta y amo lo exquisito, soy curiosa, porque busco el sabor de lo natural como el pan fresco del día. Porque destilo mimo y pasión. Porque me gusta lo que hago y me siento feliz”.

Laura nos explica que siempre utiliza iPhone y luz natural y confiesa que no sabe cómo va una cámara: “Es rápido y casi impecable. Ni siquiera sé cómo funciona una cámara. Me gustaría aprender, pero me falta tiempo y mucho. ¡Y qué más da! Lo importante es el resultado de lo que plasmo. Y estoy contenta con ello. No me gustan los flashes. Me gusta la luz en pleno día y, si no dispongo de ella, mejor no hago fotos”.

Una pregunta que se le hace con frecuencia es de dónde saca tanto atrezzo. Nos sorprendió su respuesta en el Instaworldbcn y seguimos sorprendiéndonos cada día al ver las nuevas fotos de comparte. Pero Laura es así de contundente: “Las composiciones son todas en casa. Y mi imaginación va dando vueltas… Intento ser original y que sorprenda. Dispongo de pocas cosas. No compro nada. Cartulinas, pañuelos, sábanas, maderas, muebles, espejos… Intento darle juego. ¡Todo lo que aparece en Instagram lo hago en el suelo de mi terraza! Y siempre a mediodía, cuando tengo un par de horas libres para cocinar, fotografiar, comer y limpiar. ¡Es puro placer, os lo aseguro!”.

Nos cuenta que empezó a fotografiar comida durante su estancia en la Escuela Hofmann, de Barcelona, hace unos 5 años, y que aprovecha sus viajes y, especialmente, su “casa”, Cansaladería Vilalta, donde trabaja en el negocio familiar en la elaboración de embutidos artesanales y asegura: “las fotos no tienen nada que ver con lo que hago ahora”.

Define así su estilo: “Romántica, provocadora, divertida, agradable, equilibrada… Me gusta jugar con maderas viejas, me gusta el estilo vintage… a veces también apuesto por los cubiertos dorados y las vajillas con cenefas, rompiendo un poco las reglas, pero, sobre todo, me gusta mostrar mi naturalidad y personalidad”.

¿Y qué le inspira? “Mi máxima inspiración está en la cocina, el lugar de los sabores, las sustancias, los suspiros y los secretos. Pero también de las sorpresas, la alquimia, los colores, la pasión y las memorias. Un refugio, un sitio de creación. Cada imagen tiene que tener un sentido, ser armónica, bonita, casi mística, hablar por sí sola, ser limpia, desnuda y, sobre todo, decir de ti. Me inspira todo. Solo hace falta ponerle cariño y saber cuidarlo y trabajarlo. Todo tiene su parte sensual y elegante”.

Afirma con rotundidad que la gastronomía no en ninguna moda, es una forma de vida y yo la vivo intensamente. Cuando abro un libro de recetas, primero miro las fotos, luego el texto. En mi casa cocinamos todo el día y en mis ratos libres me gusta disfrutar de la buena comida y el buen vino con gente que lo aman tanto como yo. Es mi mejor placer”.

Confiesa que su visibilidad en Instagram, con más de 14 mil seguidores, le está brindando oportunidades y proyectos que, en breve, desvelará. De momento, ya está trabajando con el prestigioso chef Nandu Jubany, de Can Jubany, para quien realiza todo tipo de fotografías y también le lleva las redes sociales. “Hasta ahora es lo mejor que me ha pasado. Es todo un placer trabajar con uno de los más grandes”.

Después de todo esto, seguro que nadie se sorprende si os decimos que su máxima ilusión es ¡abrir un restaurante! Nosotros, desde ya, nos reservamos mesa.

Guía de Instagram para tu negocio ebook gratuito

martasanahuja

martasanahuja

Es autora del blog Delicious Martha, donde se define como “una publicitaria enamorada de la gastronomía de aquí y de allá, de la fotografía, de la música y, sobre todo, de la repostería”.

Quizá por eso no es de extrañar que con unos simples arándanos sea capaz de representar toda una sinfonía. Fondos predominantemente blancos y apenas unas pequeñas notas de ingredientes son capaces de transmitir todo un mundo de sabores.

foto_martasanahuja

 

Nos cuenta que empezó en Instagram hace ahora un año y que “uso casi siempre el móvil -muy fan de Apple-, aunque me encanta la fotografía y alguna foto con cámara podría haber”. “Las fotografías que publico -añade-, intento que transmitan mi pasión por la gastronomía de forma sencilla, sin sobrecargar demasiado el encuadre y de forma estética, para que sea lo más apetecible posible pero, al mismo tiempo, natural, sin usar filtros que desvirtúen la imagen o puedan estropear lo bonito que es un plato o un ingrediente”.

Y como en esto de los #foodies hay cada día más adictos, le hemos pedido algún consejillo para los que empiezan: “Para los que se introducen, que intenten transmitir lo que ven, y que lo hagan atractivo, buscando nuevas perspectivas para realzar los aspectos más positivos del plato que tienen delante”. Y añade con una sonrisa: “buena luz y mucho cariño”.

lachicadelacasadecaramelo

lachicadelacasadecaramelo

Estefanía, lachicadelacasadecaramelo, es periodista y blogger, y se declara “apasionada de la repostería, los picnics, los viajes y, sobre todo, los desayunos, algo que queda bien patente al asomarnos a sus publicaciones, que invitan a empezar bien el día, y ques encuentran su prolongación natural en el blog, donde publica, al detalle, las recetas.

foto_lachicadelacasadecaramelo

Nos cuenta que “hace ahora unos dos años que uso Instagram -no recuerdo la fecha exacta- y en las fotos de comida me encanta el estilo campestre, con un toque rústico, donde los detalles, madera, flores, manteles de cuadros… también son importantes”.

Y nos deja este sencillo consejo que, seguro, nos será útil: “Lo mejor para sacar una buena foto es usar luz natural y si, además, aumentas un poco la saturación, la comida se verá más apetecible. Si dudas sobre qué ángulo escoger a la hora de hacer la foto, opta por el cenital (desde arriba). ¡Siempre es un acierto!”.

sandrajimenezosorio

sandrajimenezosorio

Sandra se dedica profesionalmente al Food stiling desde hace 17 años, aunque no empezó en Instagram hasta finales de 2013, “gracias a mi iPhone nuevo”, nos confiesa. Aunque su amplia formación va por otros derroteros, decidió dedicarse a hacer pasteles. Empezó a hacerlos para los amigos, hasta que en una fiesta la descubrió Clara María Gómez Amezua, miembro de la Real Academia de Gastronomía Española, embajadora de los Aceites de Oliva de España en el Mundo, Silver Spoon Award 2006 y, como ella la llama, su hada madrina, que le ofreció dar clases en su prestigiosa escuela Alambique.

Con este bagaje, no es extraño que, en sus manos, una simple col tome una dimensión completamente onírica.

foto_sandrajimenezosorio

“Instagram hizo que me enamorara de la fotografía, que quisiera aprender lo básico de grandes profesionales que conocí a través de esta red social -comenta-. El pasado año viaje a USA donde Helene Dujardin, autora de “Plate to pixel”, me proporcionó un acercamiento a la fotografía”.

Amo mi trabajo y eso se traduce en un respeto hacia las fotografías que comparto –confiesa Sandra-. Mi estilo en Instagram está determinado por querer realzar la nobleza de los ingredientes, los props y, sobre todo, contar casi siempre la historia, el origen y, a veces, la receta, ya que el enseñar es un aspecto que me encanta”.

Para Sandra, “casi siempre menos es más. Para todos aquellos que compartimos nuestros momentos gastronómicos en Instagram, con la cámara del teléfono, os animo a seguir haciendo fotos. No necesitamos focos, con la luz natural de la ventana de tu casa (mejor luz indirecta) es suficiente, intentando no tomar la fotografía muy de cerca, quizá a una distancia natural, similar a la que nos encontramos frente a un plato. No por tener una visión demasiado cercana será más apetitosa la comida. Y si queréis recrearos con los props, pensar siempre en escoger los que estén acorde por el color y el diseño con el tipo de comida”.

aialahernando

aialahernando

Completamos este quinteto de instagramers con Aiala Hernando, fotógrafa profesional y directora que trabaja a caballo entre Europa y Nueva York. Sus más de 162 mil seguidores pueden darnos una clara pista de su trabajo. Cerca de 900 fotografías han sido suficientes para cautivarnos. Hay rincones, detalles y algunos platos, los suficientes para enamorarnos.

foto_aialahernando

Precisamente, sandrajimenezosorio, se refiere a ella como “mi maestra en fotografía, a quien le doy las gracias porque, con su incuestionable profesionalidad, unida a una generosidad poco habitual en personas con un reconocimiento internacional en su campo, ha hecho que respete aún más esta actividad tan bonita”.

Cerramos esta personal selección con una pincelada de la comunidad de usuarios de Mycook, una marca con la que trabajamos desde hace algún tiempo. Se trata de cookinaria, una cuenta de Instagram recién estrenada, en paralelo con el blog, un trabajo en equipo de Gema y Raúl, que nos gusta especialmente por el suave aire que respiran sus platos y por las ricas recetas que hay detrás.

cookinaria

¡Bon appétit!

 

banner-ebook-posts-mail

Artículos recién salidos del horno

Suscríbete a nuestro blog y recibe en tu email nuestras noticias.

Al inscribirte a nuestra newsletter, aceptas la política de privacidad