Música, creatividad y comunicación en 5 ejemplos

Música y creatividad son casi sinónimos. Y a veces a la hora de vender la obra, algunos grupos también utilizan la creatividad para conseguir llamar la atención.

Por qué no ver la creatividad como un motor del interés por comprar música de los futuros consumidores ya sea de forma física o virtual gracias al streaming. Mucho se habla de cómo el mundo de la música se muere por la piratería. Como si antes no se grabaran esos casetes de tus vinilos o CD favoritos. Lo que nació con la nueva Era de Internet es la posibilidad de llegar a la otra punta del mundo, cuando antes casi todo se movía en el círculo más cercano.

Renovarse o morir, como ya hacen muchos grupos, sean grandes o pequeños, utilizan las redes y las ideas creativas para darse a conocer a un público más amplio, tanto dentro de su país como fuera de sus fronteras.

Por eso vale la pena buscar algunos ejemplos de cómo grupos de música, managers y discográficas, de vez en cuando, trabajan la creatividad para llegar aún más lejos:

Mansun

En 1997 uno de los grupos de la etiqueta britpop, tan en boga esos años, tenía un presupuesto de 25.000 libras esterlinas (un poco más de 5 millones de pesetas de entonces) para invertirlas en su nuevo videoclip.

Lejos de hacer un clásico video en el que el grupo sale haciendo cualquier pose, decidieron lanzar cientos de billetes de 5 libras, con stickers donde aparecía escrito el título de la canción Taxlo$$, en la estación de metro Liverpool Street Station, para alegría de todos los viajeros e, incluso, de trabajadores de la estación. Sobra decir que fueron denunciados por alteración del orden público.

Dirigido por Roman Coppola (hijo del maestro), los miembros de producción del video son los que se dedican a lanzar billetes por doquier, grabando la acción con videocámaras domésticas ya que todo el presupuesto se había esparcido por el vestíbulo de la estación.

Radiohead

Nacieron dentro de esos años del britpop brítánico, pero siempre han querido ir mucho más allá. En 2007 sacaron su disco In Rainbows y, al principio, lo pusieron a la venta en forma de descarga digital para que cada uno pagara lo que quisiera. Luego se puso en venta en formatos tradicionales como el CD.

En aquella época no tenían una relación muy fluida con su discográfica, EMI, por lo que tampoco tenían mucho que perder. Fue algo muy novedoso en su momento e hicieron caso a la máxima de “si no puedes con tu enemigo, únete a él”. Hoy en día todos entienden que el negocio está en la música en directo, pero en aquella época mucha gente aún se resistía a pensarlo.

radiohead

Daft punk

Este otro grupo, nacido en la década de los noventa, después de varios años sin lanzar ningún disco nuevo, si descontamos su trabajo para la película Tron, en 2013 volvieron a publicar cosechando un éxito absoluto.

Aprovecharon su base de seguidores, fueron dejándose querer y creando expectativas para que el ruido fuera creciendo (como cuando se filtran fotografías del nuevo modelo de teléfono de la marca y todo son elucubraciones de sus novedades).

En el Festival de Coachella hicieron una aparición sorpresa, con un video de un minuto, para enseñar lo nuevo de Daft punk, buscando un público muy afín para que transmitiera el mensaje y se sintiera especial.

Utilizan storytelling para que los diversos colaboradores del disco expliquen su relación con la banda y su experiencia en general dentro de la música. Cápsulas de video para generar aún más ruido, previa la publicación del disco.

Además, Daft Punk siempre posee una aura de secretismo, escudados en sus trajes y todo el universo creado desde su primer lanzamiento.

Vulfpeck

Spotify estos días ha estado de actualidad porque estaba eliminando la tecnología P2P que tan buenos resultados le ha dado estos años para crecer de forma exponencial y también porque ha eliminado un disco de este grupo.

Se hicieron famosos este 2014 porque el grupo utilizó su plataforma para costearse su gira, los directos como fuente de financiación.

Ni cortos ni perezosos, el grupo decidió subir un álbum con canciones en completo silencio. Vaya, ideal para irnos a dormir con los cascos, pero sin que la música nos despiste mucho. Y animando a los fans “a escuchar” sus canciones, dejando el álbum reproduciéndose una y otra vez para que, sumando los 0,0005€ por canción reproducida, les permitiera irse de gira e, incluso, que fueran conciertos gratuitos.

Wu tan klan

Para acabar, este mítico grupo de rap quiere ganar dinero con otra idea genial, que exista una copia única de su álbum físico, de forma que se convierta en objeto de coleccionista.

El disco llamado Once Upon a Time in Shaolin tendrá una exposición itinerante pudiendo escucharlo por varios museos y festivales al estilo del arte pictórico más académico.

Quien lo compre podrá  tenerlo como un cuadro en una galería privada o bien compartir sus canciones con todos en una red peer to peer.

clan

El mundo de la creatividad aplicada al arte es un buen ejemplo como utilizando y cuestionando su trabajo se consigue mejorar, la música debería ser crítico también para adaptarse a las nuevas formas de la sociedad. ¿Cuál crees que es su mayor problema?

Ebook Transmedia Storytelling

Artículos recién salidos del horno

Suscríbete a nuestro blog y recibe en tu email nuestras noticias.

Al inscribirte a nuestra newsletter, aceptas la política de privacidad