Si quieres prescriptores… ¡¡¡prescribe!!!

A la hora de pensar en prescriptores, o reivindicar su conversión, quizá nos convendría aplicar primero la vieja máxima de que "el movimiento se demuestra andando". Y, luego, ya si eso, nos quejamos y pataleamos.

¿Cuántas veces has oído, o has dicho: “los principales prescriptores de las marcas deberían ser los propios empleados”?

¿Cuántas veces has renegado de que en la empresa de tu cliente X no se asoman, ni por casualidad, a sus redes sociales?

¿Cuántas veces te has emocionado al darte cuenta de que un empleado de esa marca en la que tú pones mucho empeño para que tenga visibilidad ha hecho un “me gusta” o ha difundido un contenido?

Está muy bien que las marcas, las que tienen mucha pasta, contraten a sus propios embajadores (figuras de renombre y con pedigrí en forma de ceros), hagan sus ruedas de prensa repartiendo sonrisas, tengan a un montón de blogueros comiendo de su mano, sean trending topic y hasta tengan vídeos virales (¿existen o son una ilusión óptica?) y todo el etcétera que le queráis añadir. ¿Pero los empleados saben lo que están haciendo? ¿Y, aún más, lo siguen y comparten en las redes?

Y la pregunta del millón para quienes trabajamos en comunicación, community managers y otras hierbas, ¿nos quejamos de vicio? ¿Sí? Realmente, ¿los malos son los otros?…

Los números cantan

Aquí es cuando aparece “el hombre de negro” y se pone a hacer experimentos. Hemos hecho una encuesta a #OndhoTeam, muy majos ellos, todo el día entre webs, perfiles, códigos, diseños, cuentas y demás… Como no somos supersticiosos, planteamos 13 preguntas. Y las respuestas, desde luego, invitan a la reflexión.

info

Facebook (82% de seguidores), Twitter (73%) y, sobre todo, Instagram (86%), son las redes preferidas y más seguidas entre la gente de Ondho, mientras que Google+ (23% de seguidores y 41% que ni siquiera es usuario de esta plataforma) va por libre, como en la vida misma.

Con nuestras newsletters, en las que solemos comentar nuestros nuevos proyectos, junto con los contenidos más recientes del blog, vamos con un “necesita mejorar” (62% de seguidores). En los contenidos del blog, rozamos el suspenso (¡eso duele!). Porque, si bien el 64% afirman que lo siguen, solo el 18% asegura que siempre lee sus contenidos.

Y, si hablamos de compartir, entonces ya se nos saltan directamente las lágrimas. Porque solo un 5% lo hace siempre, un 23% nunca y un 50% alguna vez. Ni siquiera nos salvamos con el simple clic en el “me gusta”, donde la casilla “siempre” se queda con un huérfano 9%.

Aunque predomina la juventud en nuestra empresa (siempre hay alguna excepción, y no miro a nadie), con una gran mayoría por debajo de los 30 años y, por tanto, nativos digitales, hemos querido saber si, tal vez, lo de compartir y retuitear preferían hacerlo en el mundo off line, tomando un cafelito o una cerveza con los amigos, pero solo el 50% lo hace alguna vez.

(¡Está visto que en Ondho nos gusta separar la vida privada de la laboral!).

Examen de conciencia

Todo esto que os acabamos de contar (puedes ver los resultados completos de la encuesta aquí) ocurre en una agencia de ¡¡¡comunicación!!! y con gente muy maja (de verdad, doy fe de ello). ¿Imaginas lo que puede ocurrir en una empresa de hostelería, de e-commerce, televisores, cosmética, moda o lo que queráis añadir?

Bueno, si quieres salir de dudas, si es que las tienes al respecto, prueba a hacer la encuesta (la que hemos utilizado nosotros o una que prepares a tu medida) y luego ya nos contarás los resultados.

Una de las cosas que nos ha llamado más la atención en nuestro autoexamen de conciencia es que un 32% de nuestro equipo no lee los contenidos del blog porque nunca se enteran de cuándo se publican nuevos post (os aseguro, personalmente, que con este me encargo de solucionarlo). Y aquí pone el dedo en la llaga de una vieja batalla en las empresas (cualquier tipo de empresas): la comunicación interna. Pero eso será otro capítulo.

¿Seguis pensando que los principales prescriptores de las marcas deben ser los propios empleados? Pues está claro que nos queda, a todos, a nosotros y a nuestros clientes, mucho camino por recorrer. Y, por descontado, el movimiento se demuestra andando.

Primeros pasos

  • Nadie de #OndhoTeam se va a escapar sin enterarse de la existencia de este post (leerlo ya será opcional y, si es hasta el final, contarán con nuestra gratitud eterna)
  • Anunciaremos debidamente, a nivel interno para empezar, la publicación de nuevos post. Y para que nuestros mails no caigan en el spam, utilizaremos técnicas tan avanzadas como:
    • post-it en la cafetera
    • imán con mensaje en la nevera
    • comentario “espontáneo” a continuación del “buenos días”
    • chincheta en el corcho de la sala de reuniones
    • garabato en la pizarra
    • guasap
    • chat interno
    • hasta cartelito en Instagram, si hace falta
    • y lo que vuestra imaginación os pida
  • Aprovecharemos los aliados internos que vayan emergiendo para convertirlos en cómplices y abanderados de nuestra particular cruzada

Quién sabe, a lo mejor, algún día, con la teoría de los 6 grados de separación, conseguimos que uno de nuestros post de la vuelta al mundo.

¿Te ha parecido muy raro lo que hemos contado? ¿Te has sentido identificado? ¿Tienes algún truco especial para salvar la encuesta de tu empresa con sobresalientes?

Cualquier comentario o sugerencia será bienvenido.

P.D. Ah, por si te preguntas cuál es la red favorita para #OndhoTeam, Instagram gana por goleada. Será por aquello de que una imagen vale más que mil palabras. ¡Y aquí escribiendo dos folios! :-)

Artículos recién salidos del horno

Suscríbete a nuestro blog y recibe en tu email nuestras noticias.

Al inscribirte a nuestra newsletter, aceptas la política de privacidad